• Tany G Fernández G

LOS AMANTES





a René Magritte

Fuimos aquellos sujetos

que se encontraron

sin detenerse ante los rostros.

También las manos entrelazadas

cuyas líneas desembocaron

en el destino de unas sábanas.

Rasgamos nuestros cuerpos,

fuimos lanzas que trasgredieron

los muros de la carne.

Al entregarnos

nuestra lucha fue contra la vida.

¿Qué quedó?

la insistencia:

mañana seguiremos siendo dos anónimos



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo