AUTORA
Tany G Fernández G
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro del icono de YouTube
Educadora y académica
Magíster en Educación y Desarrollo Humano
Especilista en Desarrollo Personal y Familiar
Licenciada en Pedagogía Infantil
Visita mi pagína web de educación: www.cuandolavida.com
Colombia 2018-2019
SANTA TERESA DE JESÚS

Su nombre es Teresa de Cepeda y Ahumada. Nació el 28 de marzo de 1515 en Gotarrendura, Ávila, España. Monja, escritora y mística española. Fundó la Orden de  Carmelitas Descalzas y junto con San Juan de la Cruz (Juan de Yepes Álvarez) realizaron reformas. Fue Canonizada por el Papa Gregorio XV en 1614. Es proclamada Doctora de la Iglesia por en 1970 por el Papa Pablo VI.

 

Su padre era Don Alonso Sánchez de Cepeda y su madre, Doña Beatriz Dávila de Ahumada, perteneciente a una noble familia abulense.perteneciente a una noble familia abulense. Tuvo 10  hermanos y 2  hermanastros. En 1531, su padre la internó como pupila en el convento de monjas agustinas de Santa María de Gracia, pero al año siguiente tuvo que volver a su casa aquejada de una grave enfermedad. Determinada a tomar el hábito carmelita contra la voluntad de su padre, en 1535 huyó de su casa para dirigirse al convento de la Encarnación. Vistió el hábito al año siguiente, y en 1537 hizo su profesión (Biografías y vidas, 2019).

Le gustaba leer la vida de los santos y libros de caballería. Dada su enfermedad se entregó al recogimiento, con lo cual se generó visiones «imaginarias» e «intelectuales», visiones que habrían de sucederse a lo largo de su vida y que determinaron sus crisis para averiguar si aquello era «espíritu de Dios». Tenia paroxismos (acceso violento de una enfermerdad o grado mayor de exaltación de un setimiento). Además, tuvo neurosis por la exigencia de abstinencia.

La escritura no era de sus pasiones, lo hacía por obediencia a sus superiores quines notaban interés en sus experiencias. Luego, al fundar la Orden, se vio en la tarea de escribir sobre la misión de la misma con el fin de orientar la vida de las futuras religiosas.

La Inquisición vigiló muy de cerca sus escritos, fue acusada de enseñar cosas de alumbrados. Tuvo que defenderse ante el Tribunal de la Inquisición en 1575. Muchos de sus textos están autocensurados, temiendo esta vigilancia. Su manuscrito “Meditaciones Sobre El Cantar de los Cantares” lo quemó ella misma por orden de su confesor, en una época en que estaba prohibida la difusión de las Sagradas Escrituras en romance (santateresadejesus.com, 2019).

Su obra poética fue corta. Compilada por primera vez por Vicente de la Fuente, bajo el título de Escritos de Santa Teresa. La obra cuenta con tres volúmenes en 1862.

Escribió obras místicas de carácter didáctico tales como: Camino de perfección (1562 - 1564), Conceptos del amor de Dios, El castillo interior o moradas, Libros de las fundaciones, libro de las relaciones, Exclamaciones del alma a Dios, Meditaciones sobre los cantares, Visita de descanzas, Ordenanzas de una cofradía, Apuntaciones, Desafío espiritual y Vejamen. Así mismo, escribió su autobiografía Vida de Teresa de Jesús entre 1562 y 1565 (Universidad Externado de Colombia).

Falleció el 15 de octubre 1582 a causa de una tuberculosis. Estuvo en su lecho de muerte desde el 4 de octubre, por tal motivo, tuvo varios funerales, uno exactamente 24 horas después de su "muerte" (4 de octubre), luego, otro el 15 de octubre.

CONTEXTO HISTÓRICO

Foto sin descripción

Siglo caracterizado por las colonias. España y Portugal exploraron el  "Nuevo mundo", conquistando y sometiendo a los imperios azteca, maya e inca. El Imperio español extendió sus dominios desde la actual California hasta el río Biobío en Chile, siendo el imperio global más extenso durante 300 años. En general, el siglo XVI fue un período de auge económico para Europa, especialmente para España, la cual erigió como la superpotencia de ese siglo y reunió un imperio gigantesco, con posesiones por todo el mundo.

 

El descubrimiento de Ámerica (1492) y la caída de Constantinopla (1453) que marca el inicio de la edad moderna. Debido a ello, el mundo se vuelve de golpe más grade: Colón conscluye su cuarto y último viaje (1504), Hernán Cortés, entra en Tenochtia y Pizarro, llega a Perú (1531).

 

También se caracterizó por la reforma protestante por el extremismo dela Iglesia Católica. En ese entonces, la Iglesia tendía al acetismo, una docrtina filosófica y religiosa que busca urificar el espíritu por medio de la negacion de placeres materiales o abstinencia.

ESTILO POÉTICO

Teresa de Ávila, es una de las poetisas místicas más importantes de la historia. Este estilo consiste en la expresión de la experimentación de la comunión del alma con la de Dios. Se cataloga poesía mística porque requiere de una práctica y estado complejo de perfección en la relación del alma humana con dios. Es por eso que va acompañada de éxtasis y revelaciones. Los poetas místicos tascienden loas limitaciones naturales y los sentidos.

Foto sin descripción

​Esta poesía es contraria a la ascética, visión característica de la época, especialmente de la Santa Inquisición, donde se creía que la perfección se daba anulando las pasiones y obedeciendo a la moral. Por sa razón, juzgaban de brujería todo lo que estaba fuera de sus leyes.

INFLUENCIAS
San-Agustín editado.jpg

San Agustín

Fray Luis de León

SJDLC.jpeg
EN VOZ DE OTROS
Teresa de Jesús
SUS POEMAS
Poema representativo

Aspiraciones de vida eterna

Poema recomendado

Coloquio amoroso

Vivo sin vivir en mí,
y de tal manera espero
que muero porque no muero.

 

Vivo ya fuera de mí
después que muero de amor;
porque vivo en el Señor,
que me quiso para sí;
cuando el corazón le di
puso en le este letrero:
que muero porque no muero.

Esta divina prisión,
del amor con que yo vivo
he hecho a Dios mi cautivo,
y libre mi corazón;
y causa en mí tal pasión
ver a mi Dios prisionero,
que muero porque no muero.

¡Ay, qué larga es esta vida!
¡Qué duros estos destierros!
¡Esta cárcel, estos hierros
en que el alma está metida!
Sólo esperar la salida
me causa dolor tan fiero
que muero porque no muero.

¡Ay, que vida tan amarga
do no se goza el Señor!
Porque si es dulce el amor,
no lo es la esperanza larga:
quíteme Dios esta carga
más pesada que el acero
que muero porque no muero.

Sólo con la confianza
vivo de que he de morir,
porque muriendo el vivir,
me asegura mi esperanza;
muerto do el vivir no alcanza

no te tardes, que te espero
que muero porque no muero.

Mira que el amor es fuerte;
vida no me seas molesta,
mira que sólo te resta,
para ganarte, perderte;
venga ya la dulce muerte,
el morir venga ligero
que muero porque no muero.
 

Aquella vida de arriba,
que es la vida verdadera,
hasta que esta vida muera,
no se goza estando viva;
muerte, no me seas esquiva;
viva muriendo primero
que muero porque no muero.

Vida, ¿qué puedo yo darle
a mi Dios que vive en mí,
si no es el perderte a ti,
para merecer ganarte?
Quiero muriendo alcanzarte,
pues tanto a mi Amado quiero
que muero porque no muero.

Si el amor que me tenéis,
Dios mío, es como el que os tengo,
Decidme: ¿en qué me detengo?
O Vos, ¿en qué os detenéis?


-Alma, ¿qué quieres de mí?
-Dios mío, no más que verte.
-Y ¿qué temes más de ti?
-Lo que más temo es perderte.

Un alma en Dios escondida
¿qué tiene que desear,
sino amar y más amar,
y en amor toda escondida
tornarte de nuevo a amar?

Un amor que ocupe os pido,
Dios mío, mi alma os tenga,
para hacer un dulce nido
adonde más la convenga.

Soneto a Cristo crucificado

No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

Tú me mueves, Señor, muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido,
muéveme ver tu cuerpo tan herido,
muévenme tus afrentas y tu muerte.

 

Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.

El éxtasis de Santa Teresa de Jesús por Bernini

Poema no popular
SU WEB OFICIAL