GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER

 

Gustavo Adolfo Claudio Domínguez Bastida, nació en Sevilla, España el 17 de febero de 1836. Fue un poeta y narrador perteneciniete al movimiento del romanticismo. Algunos afirman que por ser un románticon tardíoha sido asociado al movimiento posromántico. Cobró reconocimiento luego de su muerte y su obra Rimas y Leyendas es una de las más reconocidas.

Hijo de pintores, quedó huérfano de su padre a los 4 años, y a los 10 años de madre, por lo que su infancia y adolescencia transcurrió en casa de parientes, junto con su hermano, en Sevilla, donde estudió humanidades y pintura (Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E, 2004; Un libro por centavo, 2015). A los 18 años (1854) se trasladó a Madrid para trabajar como escritor y literato colaborando en la prensa, con lo cual no tuvo éxito. Así que se dedicó al periodismo y a hacer adaptaciones de obras de teatro extranjero (Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E, 2004).

En 1857 se le diagnosticó una enfermedad que le causó incapacidad por nueve meses. Según algunos biógrafos, pudo haber contraído una tuberculosis o tal vez sífilis. Durante su enfermedad, su hermano cuidó de él.

"Contrajo matrimonio, en 1861, con Casta Esteban, hija de un médico, con la que tuvo tres hijos. El matrimonio nunca fue feliz, y el poeta se refugió en su trabajo o en la compañía de su hermano Valeriano, en las escapadas de éste a Toledo para pintar" (Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E, 2004, p.1).

"La etapa más fructífera de su carrera fue de 1861 a 1865, años en los que compuso la mayor parte de sus Leyendas, escribió crónicas periodísticas y redactó las Cartas literarias a una mujer, donde expone sus teorías sobre la poesía y el amor" (Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E, 2004, p.1).

En 1866 "obtuvo el empleo de censor oficial de novelas, lo cual le permitió dejar sus crónicas periodísticas y concentrarse en sus Leyendas y sus Rimas, publicadas en parte en el semanario El museo universal. Pero con la revolución de 1868, el poeta perdió su trabajo, y su esposa lo abandonó ese mismo año" (Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E, 2004, p.1).

Dada su suerte, se trasladó a Toledo con su hermano, luego regresó a Madrid, donde fue nombrado director de la revista La Ilustración de Madrid, en la que también trabajó su hermano como dibujante.

Su hermano fallece en septiembre de 1870, cosa que lo deprimió extraordinariamente, presintiendo entonces su propia muerte. Así que entregó sus textos a su amigo Narciso Campillo spara que se hiciese cargo de ellos: "Si es posible, publicad mis versos. Tengo el presentimiento de que muerto seré más y mejor conocido que vivo". Bécquer fallece tres meses después (Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E, 2004; Un libro por centavo, 2015).

Desde entonces, Gustavo Adolfo Bécquer ejerció una gran influencia en los poetas que le siguieron como Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez, Rafael Alberti, Federico García Lorca y otros en España; y Rubén Darío, José Martí, José Asunción Silva, Alfonsina Storni en América Latina.

CONTEXTO HISTÓRICO
158-1.jpg
158-3.jpg

Contexto general

A principios del siglo XIX gobernaba en Francia Napoleón Bonaparte, que intentó dominar toda Europa y formar un gran imperio. Así comenzó un período de gran inestabilidad económica, política y social que duró por casi 20 años. Muchas personas salieron del país, principalmente hacia los Estados Unidos, para escapar de la violencia y del caos de la Revolución.

Los franceses trataron de dominar España, pero el pueblo de Madrid, el 2 de mayo de 1808, se levantó contra la invasión. Muchos ciudadanos fueron fusilados como castigo, y el levantamiento se extendió por todo el país. Comenzó así la guerra de la Independencia, que duró seis años.

Inglaterra, país enemigo de Napoleón, envió tropas para luchar contra el ejército francés, y los españoles organizaron una guerra de guerrillas.La guerra terminó con la victoria española.Por otra parte, comenzaron las  sublevaciones contra la corona española en las colonias americanas. De manera que las colonias fueron independizándose y España perdió sus posesiones.

Economía

La revolución industrial fue más débil y tardía en España que en otros países europeos. La industria y los transportes se desarrollaron lentamente, y la agricultura siguió siendo la actividad predominante. De manera que sólo pocas zonas eran las industrializadas como Cataluña y el País Vasco. Sumado a ello, el lento desarrollo del transporte dificultó dificultó la industria y el comercio.

Sociedad.

La vida fue desarrollándose en las ciudades y se organizó la población mediante clases sociales. Dado el crecimiento urbano se hicieron reformas a nivel urbanísticas, se creó el alumbrado público, aparecieron los transportes  y periódicos (thales.cica.es).

ImpulsorsTrenMataro.jpg

Inaugiración de ferrocarril

ESTILO POÉTICO

De la biblioteca personal

Cuando escribe Bécquer está en pleno auge el realismo. Sin embargo, un grupo de líricos se resistió a esa corriente dado que hallaban esta corriente vacía y retórica. Así mismo, el Romanticismo que les atrae ya no es el de origen francés o inglés, sino alemán, especialmente el de Heine, al que leen en traducción francesa —en especial la de Gérard de Nerval— o española —de Eulogio Florentino Sanz, amigo de Bécquer—. Estos autores forman entonces el ambiente prebecqueriano: Augusto Ferrán, Ángel María Dacarrete y José María Larrea. Todos estos poetas buscaban un lirismo intimista, sencillo de forma y parco de ornamento, refrenado en lo sensorial para que mejor trasluzca el sentir profundo del poeta.

 

Y entre los rebeldes, se formó Bécquer, cuyos versos  se caracterizaban por rasgos intimistas, de un tono confesional y sincero tratados en versos breves, ligeros y con musicalidad que proviene de la poesía popular andaluza (Un libro por centavo, 2015).

El romanticismo tuvo su origen en el movimiento prerromántico Sturm und Drang (Tempestad y pasión), desarrollado en Alemania entre 1750 y 1770, en el que destacan Goethe y Schiller. Dentro de sus características principales se encuentran:

 

- Individualismo: expresión del yo, de los sentimientos.

- Irracionalismo: valora todo lo no racional, como emociones, sueños, fantasías...

- Defensa de la libertad: en la política, la moral y el arte.

- Idealismo: buscarán ideales inalcanzables en todos los aspectos, en especial el amor, lo cual les conducirá inevitablemente al choque con la realidad y al desengaño.

- Nacionalismo: valoran los rasgos diferenciales de su país, recuperan su historia, sus costumbres y su cultura.

- Exotismo: ambientan sus obras en épocas lejanas (Edad Media) o en lugares todavía no dominados por la civilización europea (Oriente, América) como manifestación rebelde ante la sociedad moderna.

En la segunda mitad del siglo XIX, la poesía es más sentimental e intimista. Aumenta el lirismo, el amor y la pasión. Se buscan nuevas formas métricas y nuevos ritmos (blog.falsaria.com, 2013) Gustavo Adolfo Bécquer, por su parte, "tuvo como rasgos distintivos la temática intimista y una aparente sencillez expresiva"... "Es sobre todo un poeta vivo, popular en todos los sentidos de la palabra, cuyos versos, son su conmovida voz" (Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E, 2004, p.1).

INFLUENCIAS
Heinrich-Heine-600x284_edited_edited.jpg
lord-byron-el-maximo-representante-del-r

George Gordon Byron

Lord Byron

alfred-de-musset.jpg
Augusto-Ferran-y-Fornies-1835-1880_edite

Alfred de Musset

Augusto Ferrán

EN VOZ DE OTROS:
Gustavo Adolfo Bécquer
SUS POEMAS
Poema representativo

Rima LIII

Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala a sus cristales
jugando llamarán.


Pero aquellas que el vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha a contemplar,
aquellas que aprendieron nuestros nombres....
ésas... ¡no volverán!


Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar
y otra vez a la tarde aún más hermosas
sus flores se abrirán.


Pero aquellas cuajadas de rocío
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer como lágrimas del día....
ésas... ¡no volverán!


Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar,
tu corazón de su profundo sueño
tal vez despertará.


Pero mudo y absorto y de rodillas
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido..., desengáñate,
así... ¡no te querrán!

Poema recomendado

Rima XLIV

Como en un libro abierto
leo de tus pupilas en el fondo.
¿A qué fingir el labio
risas que se desmienten con los ojos?


¡Llora! No te avergüences
de confesar que me quisiste un poco.
¡Llora! Nadie nos mira.
Ya ves; yo soy un hombre... y también lloro.

Poema no popular

Rima LXIX

Al brillar un relámpago nacemos
y aún dura su fulgor cuando morimos;

¡tan corto es el vivir!

La Gloria y el Amor tras que corremos
sombras de un sueño son que perseguimos;
¡despertar es morir!

09-pagina_autografa_de_la_rima_veintisie