Mario Benedetti
 

Mario Bendetti Farrugia fue un escritor, poeta, dramaturgo y periodista uruguayo perteneciente a la generación de 45 también conocida como “la generación crítica” (Fundación Mario Benedetti, s.f). Nació en Paso de los Toros, Tacuarembó el 14 de septiembre de 1920. Se caracteriza por ser el escritor de la literatura ciudadana como medio para comunicarse con sus lectores (Instituto Cervantes, 2020). 

 

Fue hijo de los uruguayos Brenno Benedetti y Matilde Farrugia, quienes lo bautizaron como Mario Orlando Hardy Hamlet Brenno Benedetti Farrugia dada su tradición italiana.

 

Desde temprana edad (14 años) tuvo que ejercer distintos oficios tan diversos como cadete de un comercio de venta de repuestos de autos, administrativo en una inmobiliaria, taquígrafo, o empleado público (Fundación Mario Bendetti, s.f). No fue hasta 1948 cuando empieza a entrar en contacto con el mundo literario (Instituo Cervantes, 2020).

Su primer libro de poemas "La víspera indeleble" se publica en 1945. Un año después, se casa con Luz López Alegre, duradera relación que serviría de inspiración para algunos poemas.

"A inicios de los setenta estuvo a cargo de una cátedra en la Facultad de Humanidades y Ciencias, de la Universidad de la República. El Golpe de Estado de 1973 lo obligó al exilio. Primero en Buenos Aires, luego en Lima, en La Habana y en España (Palma de Mallorca y Madrid), fue siempre una voz disidente con el autoritarismo y defensora de los derechos humanos. La vida Mario Benedetti estuvo marcada por la literatura y por el compromiso con sus prójimos" (Fundación Mario Bendetti, s.f, p.1). 

En 1985, con el retorno de la democracia, regresa a Uruguay, renovando el mutuo flujo de cariño con sus lectores locales. Es co-fundador del semanario Brecha y acompaña todas las acciones de la sociedad uruguaya para el esclarecimiento de los crímenes de la dictadura (Fundación Mario Bendetti, s.f). 

 

Sus últimos años están acompañados de reconocimientos internacionales y nacionales. La salud del escritor se resiente y es hospitalizado a menudo hasta que el 17 de mayo de 2009 muere en su casa de Montevideo, a los 88 años de edad. Por testamento, deja creada la Fundación que lleva su nombre, para que promueva la literatura y los derechos humanos, en especial los esfuerzos para dar con el paradero de los detenidos y desaparecidos (Fundación Mario Bendetti, s.f). En los últimos años Desde el 19 de mayo el cuerpo del poeta descansa junto al de su esposa Luz en el cementerio del Buceo de Montevideo (Mataix, s.f).

CONTEXTO HISTÓRICO

"El paisaje social y político latinoamericano en los años 60 y 70 respiraba la contradicción entre las ideologías capitalista y socialista, en las que el éxito de la Revolución Cubana (1959) no solo era una amenaza al capital, sino que configuraba la evidencia de que era posible derribar el imperialismo y establecer un sistema político y económico socialista.

Casi todos los países —Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay— eran gobernados por dictaduras, la mayoría instauradas por golpes militares, y la población vivía las situaciones comunes a gobiernos autocráticos como:

 

– Restricción a la libertad de pensamiento y de expresión;

– clima de inseguridad generalizada y de desconfianza;

– conductas arbitrarias y actos de barbarie cometidos por los gobiernos y sus representantes;

– prácticas de tortura, persecución, secuestro y asesinato de personas consideradas oposicionistas a la dictadura.

59b35dca88465.jpeg

Durante ese período, los actos políticos de los regímenes autoritarios eran de extrema brutalidad y de irrespeto por los derechos civiles. Todas las garantías individuales y políticas fueron eliminadas y cualquier persona considerada «peligrosa» para el Estado —ya fuera por su conducta o ideas— fue arrestada, torturada e incluso asesinada. Muchos estaban presuntamente «desaparecidos» y nunca fueron devueltos a sus familias. Instituciones tales como periódicos, sindicatos, asociaciones profesionales, partidos políticos y la iglesia fueron controlados, acosados, cerrados, y sus miembros y dirigentes fueron calificados por los gobiernos a los que se oponían de «terroristas» o «subversivos». Esa situación de inestabilidad política llevó a muchos ciudadanos a exiliarse voluntariamente o por imposición de las dictaduras" (Fonseca, s.f, p.68).

ESTILO LITERARIO

La obra de Mario Benedetti suele caracterizarse por los siguientes rasgos distintivos (Ortiz, s.f):

  • La personificación, la hipérbole y la dramatización 

  • Las vivencias y elementos de la cotidianidad con protagonistas explícitos o tácitos.

  • El uso del lenguaje coloquial (el voseo)

  • Presenta situaciones cómicas que se enlaza a lo patético.

  • Añade algunos toques de visiones surrealistas,

  • Presenta muestras de compromiso ético y político.

  • Demuestran una profundidad filosófica-existencial

ESTILO POÉTICO

De acuerdo con Ayala (2021), por lo general, para Benedetti sus obsesiones se evidenciaban con la atención a los asuntos de la vida diaria: el hogar, el vecindario, los olores de algún alimento o las experiencias en las relaciones.

Se le identifica como  un maestro del lenguaje porque solía utilizar el habla del día a día de la gente. Eso le permitió conectar con ellos de manera inmediata. Y a pesar de esto, su obra poética no carecía de elegancia.

02_apunte_mario_benedetti_escuela_1934_s.jpg

Foto sin descripción.

INFLUENCIAS

Solía además, utilizar la segunda persona del singular para conectar de inmediato con los sentimientos de sus lectores. Así mismo, el verso libre fue su fórmula infalible, donde su poesía se percibía espontánea en vez de rígida. 

También se puede identificar una atención las clases medias pues él mismo perteneció a ella. "Era un gran analista de los sentimientos y costumbres de los que, como él, crecieron sin lujos y con la necesidad de ganarse la vida con sudor y esfuerzo" (Ayala, 2021, p.1). Los asuntos del pasado como datos nostálgicos: los atardeceres, la patria, la infancia y el tiempo que ya fue, también suelen ser característicos en su obra poética.

Finalmente, los poemas del uruguayo transitan entre la crítica a los sistemas políticos, la religión y un sentimentalismo profundo hacia el pasado y el amor.

César-Vallejo.jpg
Baldomero_Fernandez_Moreno.jpg
csm_Neruda__Pablo_cd1395ffd0.jpg
Horacio_Quiroga.jpg

Baldomero Fernández

César Vallejo

Pablo Neruda

Horacio Quiroga

DESDE SU VIVA VOZ:
Mario Bendetti
SUS POEMAS
Poema representativo
Poema recomendado

Hoy me gusta la vida mucho menos,
pero siempre me gusta vivir: ya lo decía.
Casi toqué la parte de mi todo y me contuve
con un tiro en la lengua detrás de mi palabra.

Hoy me palpo el mentón en retirada
y en estos momentáneos pantalones yo me digo:
¡Tánta vida y jamás!
¡Tántos años y siempre mis semanas!...
Mis padres enterrados con su piedra
y su triste estirón que no ha acabado;
de cuerpo entero hermanos, mis hermanos,
y, en fin, mi ser parado y en chaleco.

Me gusta la vida enormemente
pero, desde luego,
con mi muerte querida y mi café
y viendo los castaños frondosos de París
y diciendo:
Es un ojo éste, aquél; una frente ésta, aquélla... Y repitiendo:
¡Tánta vida y jamás me falla la tonada!
¡Tántos años y siempre, siempre, siempre!

Dije chaleco, dije
todo, parte, ansia, dije casi, por no llorar.
Que es verdad que sufrí en aquel hospital que queda al lado
y está bien y está mal haber mirado
de abajo para arriba mi organismo.

 

Me gustará vivir siempre, así fuese de barriga,
porque, como iba diciendo y lo repito,
¡tánta vida y jamás! ¡Y tántos años,
y siempre, mucho siempre, siempre, siempre!

Poema no popular

Arcoíris

A veces
por supuesto
usted sonríe
y no importa lo linda
o lo fea
lo vieja
o lo joven
lo mucho
o lo poco
que usted realmente
sea

sonríe
cual si fuese
una revelación
y su sonrisa anula
todas las anteriores
caducan al instante
sus rostros como máscaras
sus ojos duros
frágiles
como espejos en óvalo
su boca de morder
su mentón de capricho
sus pómulos fragantes
sus párpados
su miedo

sonríe
y usted nace
asume el mundo
mira
sin mirar
indefensa
desnuda
transparente

y a lo mejor
si la sonrisa viene
de muy
de muy adentro
usted puede llorar
sencillamente
sin desgarrarse
sin desesperarse
sin convocar la muerte
ni sentirse vacía

llorar
sólo llorar

entonces su sonrisa
si todavía existe
se vuelve un arco iris.

¿De qué se rie?
(seré curioso)

En una exacta
foto del diario
señor ministro
del imposible

vi en pleno gozo
y en plena euforia
y en plena risa
su rostro simple

seré curioso
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe

de su ventana
se ve la playa
pero se ignoran
los cantegriles

tienen sus hijos
ojos de mando
pero otros tienen
mirada triste

aquí en la calle
suceden cosas
que ni siquiera
pueden decirse

los estudiantes
y los obreros
ponen los puntos
sobre las íes

por eso digo
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe

usté conoce
mejor que nadie
la ley amarga
de estos países

ustedes duros
con nuestra gente
por qué con otros
son tan serviles

cómo traicionan
el patrimonio
mientras el gringo
nos cobra el triple

cómo traicionan
usté y los otros
los adulones
y los seniles

por eso digo
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe

aquí en la calle
sus guardias matan
y los que mueren
son gente humilde

y los que quedan
llorando de rabia
seguro piensan
en el desquite

allá en la celda
sus hombres hacen
sufrir al hombre
y eso no sirve

después de todo
usté es el palo
mayor de un barco
que se va a pique

seré curioso
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe.

01_apunte_mario_benedetti_con_madre_s.jpg
04_apunte_mario_benedetti_esposa_luz_alegre_1947_s.jpg

Foto sin descripción.

Foto sin descripción.

WEB OFICIAL