• Tany G Fernández G

Desde arriba



Desde arriba

hay seres que se asoman

para regalarnos sus plegarias.

A Dios no le importa

derrochar sus migas,

nos deja esta existencia

a merced de unos rostros.

Mientras tanto

quienes siguen su camino

son las piedras que pateamos

porque los hombres, como los árboles

sólo saben aferrarse a la tierra.

Dios, que no carece de nada

también se desnuda

y se va como los hombres.





0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo