• Tany G Fernández G

MELANCOLÍA

Actualizado: 22 oct



A la Ciudad Blanca



Qué importa si el río

se come mi casa

por haber robado un lucero

o las formas que las aves

trazan frente a la Torre del Reloj.


Qué importa si atrapo

a golpes el sol

tras su reflejo en el blanco,

o si permito que

se escapen mis dedos

con los caballos de Valencia.


Qué importa

sí camino cuesta abajo

por las calles

de pisos adoquinadas

y encuentro en la profundidad

mi propio reflejo.

Allí entonces

de cara a la ciudad

brotarán de mis ojos

los recuerdos

dando su último adiós.









0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo